Internacional

Internacional
EEUU-Uruguay-Paraguay-Chile-Brasil-México-Argentina-Bolivia-Perú-Colombia-Ecuador-Panamá

lunes, 30 de diciembre de 2013

Las sobras del paso de Marcopolo por Argentina

A comienzos del año 1998, la firma brasileña Marcopolo, abrió una planta en la localidad cordobesa de Río IV, en Argentina. En ese lugar, se ensamblaban carroceríasque venían a medio armar desde Brasil. A fines del año 2001 la planta cesó su producción, pero quedaron muchas carrocerías terminadas sin sus respectivos chasis. A los años, el concesionario Colcam comenzó a rescatar las carrocerías.

Habían quedado algunas destinadas a los chasis MB OH 1115 L.sb y MB LO 814, las cuales fueron carrozadas y se vendieron lo más bien.
Ya sin ninguna identificación de Marcopolo, este coche recaló en la línea 65 donde circuló unos años.

El problema surgió con las carrocerías destinadas a los chasis MB OH 1621 L y OH 1521 L.sb, los cuales habían dejado de producirse. Rápidamente, Colcam acudió a algunos chasis remanentes del modelo 1621, de los cuales alguno fue a parar a la línea 47 de Capital Federal.

Pero al terminarse los chasis, hubo que acceder a buscar la forma de adaptar las carrocerías a los chasis que se producían en ese momento. 

En el año 2005, algunas carrocerías destinadas al 1621, fueron adaptadas al chasis motor delantero MB OF 1417, las cuales después de una reforma, fueron colocadas en esos chasis. Al año siguiente, salieron a la venta. Los encargados de las reformas fueron el Taller Santa María y la carrocera Bimet.
La 328 compró en el 2006 al menos dos coches MB OF 1417 con carrocería Marcopolo para 1621. Nótese la reforma de la última ventanilla.
Otra empresa que compró estos coches, fue la sanjuanina Empresa Mayo. Los tuvo poco tiempo y fueron devueltos a Colcam, lugar donde Transportes Villa Ballester compró dos de ellos.

También quedaron al menos dos carrocerías destinadas al chasis 1521, las cuales fueron adaptadas para el chasis MB OH 1315 L.sb. Estos coches fueron comprados también por la 237, y a uno de ellos se le improvisó esta curiosa tercer puerta, bastante diferente a las otras dos.

No hay comentarios: